Propagación y contagio

La gripe se transmite principalmente a través de las pequeñas gotas que se producen cuando las personas con gripe: tosen, estornudan o hablan.

 

Una persona puede llegar a contraer la gripe si toca una superficie o un objeto contaminado con el virus y luego se toca la boca, la nariz o los ojos.

 

Periodo de contagio

Una persona puede transmitir el virus de la gripe desde un día antes del comienzo de los síntomas y hasta 3 a 7 días después. Las personas infectadas pueden transmitir el virus aunque no tengan síntomas ni padezcan la enfermedad. Los niños pueden transmitir la gripe incluso durante más de 7 días tras el comienzo de los síntomas.