Campaña de vacunación frente a la COVID-19

En la actualidad, en España únicamente se dispone de la ficha técnica definitiva de la vacuna de Pizfer/BioNTech. Esta es la vacuna que se ha comenzado a administrar tras su aprobación el 21 de diciembre por la Agencia Europea de Medicamentos.

 

¿Cómo funciona la vacuna frente al coronavirus COVID-19?

La vacunación frente a la COVID-19 constituye actualmente la única alternativa para superar a corto y medio plazo la pandemia causada por el virus SARS-CoV-2. Esta vacuna reduce el riesgo de una persona de infectarse y, por lo tanto, de contagiar a otras personas.

 

La protección óptima de la vacuna se consigue hacia los 7 o 14 días tras haber recibido la segunda dosis, dependiendo del preparado comercial y los datos de la ficha técnica.

 

Es importante saber que la vacuna no puede provocar COVID-19 en la persona que la reciba al contener solo un fragmento del virus sin capacidad de infectar (no contiene virus vivos, ni su material genético completo).

 

La administración de dos dosis de vacuna reducirá la probabilidad de enfermar, de desarrollar enfermedad grave y de morir.

 


¿Cómo se administra esta vacuna?

La vacuna se administra por vía intramuscular en una pauta de dos dosis. El intervalo para la segunda dosis es de 21 días tras la primera.

 

Esta vacuna está autorizada para su uso a partir de los 16 años de edad, por falta de estudios de eficacia y seguridad por debajo de esa edad.

 


¿Cuándo podré vacunarme?

Una vez aprobada la vacuna de Pizfer/BioNTech el 21 de diciembre por la Agencia Europea de Medicamentos, en España se ha iniciado la campaña de vacunación el pasado 27 de diciembre en la Residencia Los Olmos de Guadalajara, de titularidad pública, siendo la primera persona vacunada en nuestro país una mujer de casi 97 años y la segunda una profesional sociosanitaria de la misma residencia.

 

Tras el inicio de la campaña de vacunación, ésta se llevará a cabo de manera escalonada y priorizando a los grupos de personas más expuestas a la COVID-19, atendiendo al riesgo que para su vida y salud podría suponer contraerla y desarrollarla.

 

Por ello, en la primera etapa se ofrece la vacunación de manera priorizada a los residentes y personal sanitario y sociosanitario que trabaja en residencias de personas mayores y de atención a grandes dependientes, incluidos los profesionales que desempeñan otras funciones distintas a la prestación de servicios sanitarios (administrativo, limpieza, cocina, etc.).

 

En concreto, en Castilla-La Mancha, la población que recibirá las primeras dosis son todos los residentes y trabajadores de los centros sociosanitarios de mayores, lo que se traduce en cerca de 41.900 personas.

 

Posteriormente y también en esta primera etapa, se vacunará al personal de primera línea en el ámbito sanitario y sociosanitario; al resto de profesionales sanitarios y sociosanitarios; y personas consideradas como grandes dependientes (grado III de dependencia) que no estén actualmente institucionalizadas.

 

El resto de grupos de población que se irán incorporando en las etapas dos y tres se irá acordando de manera progresiva a medida que vayan llegando las dosis, vaya incrementándose su disponibilidad, aumente la información sobre las características finales de las vacunas y la inmunidad.

 

 

Página siguiente