Consultas previas del mercado - reto 1

La Historia Clínica Digital del Servicio Canario de Salud (HCE) del SESCAM, como la mayor parte de las comunidades autónomas, se basa en aplicaciones comerciales en los que los modelos de datos son propietarios, sólo accesibles en su estado original a través de la propia aplicación o con transformaciones basadas en un conocimiento explícito del modelo de datos. La necesaria interoperabilidad semántica se hace muy  compleja y la evolución y cambio de las aplicaciones supone un esfuerzo excesivo y conllevan migraciones con pérdida de datos.

La norma UNE ISO 13606 define el modelo de referencia, la especificación para el intercambio de arquetipos,  los arquetipos de referencia y las listas de términos, la seguridad y los interfaces en cuanto a la comunicación de la historia clínica electrónica.

Ninguna de las aplicaciones de HCE en el mercado utilizan éste estándar para almacenar en su repositorio la información de los pacientes.

El Servicio Canario de Salud y SESCAM disponen de recursos profesionales y tecnológicos para desarrollar el proyecto: conocimiento de los modelos de datos de las aplicaciones existentes en las HCE, plataforma de integración, herramienta de gestión de procesos, índice maestro de pacientes, elementos TIC para el desarrollo de la plataforma y prototipado de la solución. También se apoyará en expertos del SNS para la definición de arquetipos y conexiones con servidores terminológicos.

No existe en el mercado ninguna historia clínica con base de datos Norma UNE ISO13606. Existen desarrollos con otros modelos de referencia que bajo estándares americanos o propietarios que dificultan la normalización e interoperabilidad.

Adicionalmente al modelo tecnológico del prototipo que se quiere desarrollar, se va desplegar:
 

  • Definición de arquetipos nacionales
  • Conectividad con servidores terminológicos del SNS.
  • Desarrollo de software de extracción de datos de las aplicaciones existentes y su normalización.
  • Generación de una plataforma de desarrollo de aplicaciones y estación clínica con herramientas basadas en microservicios y despliegue rápido de nuevas funcionalidades
  • Posibilidad de crecimiento modular y colaborativo entre los distintos Servicios Regionales de Salud.

 

El proyecto aporta varias líneas de innovación:

Asociadas a la I+D+i

Con el desarrollo de nuevos elementos tecnológicos inexistentes, como el extractor que permite recuperar la información almacenada en distintas aplicaciones sanitarias, normalizarla y guardarla bajo modelos normalizados y en arquetipos.
 
Desarrollo de tecnologías emergentes basadas en micro servicios, y plataforma de desarrollo de open source, para la generación de aplicaciones de despliegue rápido y colaborativo.
 
Fomento de la innovación y creación de tejido industrial que permita una historia clínica modular desarrollados por distintos entidades sobre la plataforma del prototipo.
 

Funcionales

Adaptación a nuevos retos para dar respuestas a los requerimientos de los profesionales sanitarios con mayor celeridad, facilitar funcionalidades de intercambio en la prestación asistencial entre distintas redes asistenciales (dentro y fuera del sistema nacional de salud con otros servicios sanitarios internacionales, o colaborando con servicios socio sanitarios o sociales).

Dentro de este apartado están aspectos tan importantes como historias clínicas compartidas socio sanitarias, elementos del empoderamiento del paciente, autoanamnesis y autocuidado, conexiones con servidores terminológicos, uso de lenguaje natural, ayuda a la decisión clínica y big data.

Gobierno de las TIC

Alinear las tecnologías de la información y su evolución, a la propia estrategia de los servicios sanitarios, independizándola de las estrategias de la industria tic que imponen los ciclos de fin de vida de los productos bajo su criterio empresarial.

Generar un modelo de datos público y normalizado entendible y compatible con cualquier agente sanitario.

Dar valor al dato, y evitar su pérdida cuando se precisen nuevas funcionalidades y migraciones en las aplicaciones.

Facilitar una ”migración blanda” desde la situación actual a un nuevo sistema de información clínico, que compatibilice las aplicaciones actuales con nuevos desarrollos y funcionalidades.

Abrir oportunidad de negocio empresarial para el desarrollo de aplicaciones, utilizando un estándar de extensión global. 

Sostenibilidad

Disminución de los costes de desarrollo e implantación.
 
Extender el ciclo de vida de las aplicaciones actuales e incrementar el retorno de las inversiones realizadas.
 
Generar un modelo colaborativo multirregional de reutilización de aplicaciones bajo desarrollo y modelo estándar.
 

Una vez disponible de los desarrollos asociados a la fase I+D+I hay que integrarlo con los elementos disponibles:
 

  • Aplicaciones de mercado existentes de HCE.
  • Servidor terminológico del SNS.
  • Índice maestro de pacientes.

 

Además de las pruebas tecnológicas de funcionamiento correcto de la solución, se contemplan pruebas funcionales en el entorno demostración,  que conllevan la participación de profesionales sanitarios y de pacientes. Adicionalmente hay que hacer pruebas de seguridad y de intrusión, para comprobar la adecuación a normativa de confidencialidad. La fase de pruebas, corre en paralelo con las fases de integración.

 

  • Desarrollar un software de extracción de datos de las soluciones existentes de HCE.

 

  • Definir arquetipos nacionales para la atención sanitaria y socio sanitaria.

 

  • Generar una plataforma de desarrollo de aplicaciones basadas en micro servicios y bajo modelo OSGi.

 

  • Desarrollar una estación de trabajo compatible con las HCE existentes y nuevos desarrollos.

 

  • Integrar la solución con los servidores terminológicos del SNS.