En breve pondremos a su disposición esta información.
Disculpe las molestias.

Redes sociales

Retos

El objetivo se enmarca en la necesidad de disponer de nuevas funcionalidades de Historia Clínica Electrónica (HCE) para profesionales y ciudadanos (ayuda a la decisión clínica, multilingüismo, movilidad, redes sociales, big data, internet de las cosas, …), que resuelva las actuales dificultades y limitaciones que supone el uso de HCE fragmentadas  y con graves trabas para desarrollar servicios sanitarios interconectados y sistemas de información interoperables, que garanticen la continuidad asistencial y la seguridad clínica.
 

Los centros del Sistema nacional de Salud (SNS) utilizan HCE con un modelo con datos desnormalizados y en la mayoría son de  propiedad privada, que dificulta el desarrollo de nuevas funcionalidades, depende de la prioridad de la factoría de software del fabricante, y son costosas en las migraciones de unas versiones a otras.
 

Para ello se propone desarrollar un nuevo modelo bajo un marco de referencia estándar, multiregional e interoperable,  frente a instalar una nueva solución de mercado y modelo de datos propietario que conlleve un nuevo ciclo de esfuerzo para la organización y migración con pérdida de datos. La generación de este modelo parte de un proyecto multiregional de participación conjunta de las CCAA de Canarias y Castilla-La Mancha y deberá ser aplicable en centros asistenciales de ambas CCAA: 

 

Componentes a desarrollar:

 

-              Base de datos HCE estandarizada (ISO-13606).
-              Extractor: transforma datos históricos en formato propietario a modelo estándar.
-              APIs lectura/escritura: permite a las aplicaciones (instaladas o nuevas) interactuar con la BD estandarizada.
-              Estación clínica modular y enriquecida.
-              Integración nativa con servidores terminológicos.
-              Integración con un Índice Maestro de Pacientes.
 

Gran parte de los proyectos de cambio y reformas dentro y fuera del espacio Europeo, promueven el uso de sistemas basados en estándares, que permitan el despliegue tecnológico de sistemas de información sanitarios que ayuden en una toma de decisiones más eficaz a los profesionales y ciudadanos, y faciliten el cuidado en la movilidad y en la prestación de la asistencial bajo nuevos modelos de cuidados (autocuidado,  atención domiciliaria, telemonitorización, inteligencia artificial,..).