04/05/2017
En Sesión Clínica General

Los profesionales de la Gerencia del Área Integrada de Cuenca conocen las líneas estratégicas para la Humanización de la asistencia sanitaria

La responsable del Plan Dignifica en la GAI de Cuenca, Begoña Fernández Valverde, ha destacado la importancia de la humanización para una asistencia sanitaria moderna en la que el paciente sea el eje y el centro del sistema.

Cuenca, 4 mayo de 2017.- Llamar al paciente por su nombre y mirarle a la cara, comunicarse en un lenguaje comprensible, respetar su intimidad, cercanía, contacto físico o sonreír son algunas de las premisas del decálogo de la humanización que se incluían en la Sesión Clínica General que se ha desarrollado en la Gerencia del Área Integrada de Cuenca con el fin de dar a conocer a los profesionales del área sanitaria las líneas estratégicas del Plan de Humanización que promueve el Gobierno de Castilla-La Mancha.
 
Begoña Fernández Valverde, responsable del Plan Dignifica en la GAI de Cuenca, ha sido la encargada de dar a conocer estas políticas de Humanización que persiguen lograr una moderna asistencia sanitaria y cuyo objetivo final es tratar al enfermo y no a la enfermedad.
 
Según ha explicado, la estrategia para Humanización se está basando en tres iniciativas: el Plan Dignifica, la creación de Redes de Expertos y Profesionales, y las Escuelas de Salud y de Pacientes.
 
Fernández ha informado que actualmente ya se trabaja en distintas Redes de Expertos y en concreto se han puesto en marcha las referidas a urgencias, imagen radiológica, seguridad del paciente, cuidados paliativos o patología de la mama. En todas ellas se integran tanto profesionales sanitarios, incluidos los de Cuenca, como representantes de la ciudadanía y tienen el objetivo de ser unidades funcionales que permitan dar forma a iniciativas que sean generadoras de buenas prácticas.
 
Filosofía de trabajo
La segunda de las herramientas que ya se está desarrollando en Castilla-La Mancha para humanizar la asistencia sanitaria es el Plan Dignifica que Begoña Fernández ha definido como “el paraguas” que contiene todos los principios, objetivos y líneas de actuación que persiguen una asistencia más humana y de calidad en la que el paciente es el centro de atención, lo que significaría responder no solo a sus necesidades clínicas sino también a sus valores, deseos, expectativas y preferencias.
 
Según ha manifestado la responsable del Plan Dignifica en Cuenca, más allá de las iniciativas o acciones que se lleven a cabo, la humanización se debe entender como una auténtica filosofía de trabajo que los profesionales sanitarios deben incorporar a su práctica diaria para una asistencia sanitaria digna.
 
Mejorar la información y comunicación con el paciente, ofrecer una atención integral e integrada, los profesionales como elementos activos de la humanización, adecuación y humanización de los espacios y confort e implicación y participación de los ciudadanos, son los pilares de este Plan Dignifica.
 
En cuanto al desarrollo del mismo en el Área Integrada de Cuenca, Begoña Fernández ha explicado que de las 25 medidas iníciales que se propusieron, ya hay varias que se han desarrollado y otras que se encuentran en proceso de realización y ha animado a todos los profesionales a realizar sus propuestas porque, según ha dicho, “aunque sean cosas pequeñas, que nos parecen insignificantes, cada iniciativa, cada idea o propuesta cuenta y es fundamental para que todos nos sintamos partícipes y responsables el funcionamiento de la organización sanitaria”.
 
Habitaciones individuales
En concreto, ha citado algunas de estas iniciativas que ya están en marcha en la Gerencia de Cuenca como potenciar la información en el Servicio de Urgencias, el contacto con los pacientes que se encuentran en Lista de Espera Quirúrgica, la formación de los profesionales en humanización o en comunicación de malas noticias.
 
Asimismo, ha mencionado el acondicionamiento de espacios para mejorar la intimidad de los pacientes como ha sido la habilitación a finales del pasado año de la planta 2ªB para los pacientes onco-hematológicos y la disposición de habitaciones individuales para estos enfermos algo que supone una novedad absoluta en el centro sanitario conquense y que permite que este tipo de pacientes, por la patología tan sensible que padecen y por las necesidades frecuentes de aislamiento que precisan, puedan contar siempre con habitaciones para uso individual.

Galería multimedia

  • Los profesionales de la Gerencia del Área Integrada de Cuenca conocen las líneas estratégicas para la Humanización de la asistencia sanitaria