27/11/2019
En 1980 se implantaron estas técnicas en el centro

La unidad de Radiología Intervencionista del Hospital de Toledo alcanza los 100.000 pacientes atendidos

La unidad es líder en España en el tratamiento de patología hepática biliar y cuenta con un gran prestigio en otros procedimientos, como las embolizaciones de miomas, próstaticas, tumores hepáticos, entre otros, y las más modernas técnicas de trombectomia pulmonar o de ablación de tumores hepáticos, renales y pulmonares por radiofrecuencia. 

El Gobierno regional ha dotado este mismo año a esta Unidad de una nueva  sala de angiografía digital monoplano de altas prestaciones, con una inversión cercana a los 800.000 euros.

Toledo, 27 de noviembre de 2019.-  La unidad de Radiología Intervencionista del servicio de Radiodiagnóstico del Complejo Hospitalario Universitario de Toledo, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, alcanzó el pasado mes de octubre los 100.000 pacientes atendidos, desde que en 1980 se implantaran por primera vez estás técnicas en el centro hospitalario.

 

El doctor Carlos Lanciego, responsable de la Unidad, manifiesta que “esta espectacular cifra de pacientes beneficiados por diferentes procedimientos intervencionistas de todo tipo, sólo se ha podido lograr desde la colaboración de los distintos servicios clínicos y quirúrgicos de los hospitales de la región que nos remiten sus pacientes al ser un servicio de referencia en Radiología Intervencionista”.

 

El doctor Lanciego explica que la Radiología Intervencionista es un conjunto de procedimientos mínimamente invasivos que permite el tratamiento de diversas patologías sin necesidad de recurrir a la cirugía convencional.

 

Se trata de una super-especialidad médica que no sólo utiliza la imagen radiológica para hacer un diagnóstico, sino que interviene al paciente, accediendo al órgano afectado a través de los vasos sanguíneos o de pequeñas incisiones percutáneas, para lo que se emplean catéteres guiados mediante la imagen obtenida en un monitor de rayos X.

 

El próximo año la Unidad de Radiología Vascular e Intervencionista del Hospital de Toledo va a cumplir 40 años y sigue siendo líder indiscutible en España en el tratamiento de patología hepática biliar y con gran prestigio en otros procedimientos desde hace unos años, como las embolizaciones de miomas, próstatas, tumores hepáticos, entre otros, y las más modernas técnicas de trombectomia pulmonar o de ablación de tumores hepáticos, renales y pulmonares por radiofrecuencia.

 

La puesta en marcha de este servicio fue posible gracias al empeño del doctor Lorenzo García, anterior jefe de esta Unidad, que en 1980 implantó estas técnicas, poco conocidas en España por aquel entonces, en el Hospital Virgen de la Salud. 

 

En este sentido, el doctor Lanciego indica que “a lo largo de éstos últimos años se han ido incorporando nuevos facultativos, como los doctores David Dominguez, Ignacio González-Huebra y Carlos Ariza, y nuevos técnicos de rayos y profesionales de Enfermería. Todo ello con la inestimable ayuda de celadores y del personal administrativo”.

 

Actualmente, la unidad cuenta con dos salas angiográficas de última generación, una de ellas incorporada este mismo año con una inversión por parte del Gobierno regional cercana a los 800.000 euros.

 

En estas salas se realizan todo tipo de procedimientos intervencionistas y en ellas desarrollan su actividad cuatro radiólogos intervencionistas, cuatro profesionales de Enfermería, dos técnicos de rayos y una auxiliar de enfermería, que componen un equipo cohesionado, excelente en lo profesional y en lo humano.

 

Galería multimedia