31/10/2019
Se estima que más de 25 pacientes se beneficiarán cada año de esta nueva cirugía

El Hospital General Mancha Centro incorpora una compleja técnica quirúrgica que resulta muy eficaz para combatir la obesidad

Esta novedosa técnica, denominada SADI-S, consiste en realizar una gastrectomía vertical a la que se añade un bypass intestinal que reduce de forma considerable la absorción de nutrientes por el organismo.  

Esta cirugía es más eficaz que la reducción de estómago, tiene menos efectos adversos asociados y la función digestiva y absortiva es más fisiológica, ya que el estómago regula la entrada, digestión y salida de alimentos con normalidad. 

Alcázar de San Juan (Ciudad Real), 31 de octubre de 2019.- El Hospital General Mancha Centro de Alcázar de San Juan, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ha puesto en marcha recientemente una nueva técnica quirúrgica para el tratamiento de la obesidad y algunas enfermedades asociadas.

 

Esta novedosa técnica, denominada SADI-S (Single Anastomosis Doudeno-Ileal With Sleeve Gastrectomy), consiste en realizar una gastrectomía vertical (cortar y extraer una parte del estómago) a la que se añade un bypass intestinal que reduce de forma considerable la absorción de nutrientes por el organismo.

 

A diferencia del clásico bypass gástrico, en esta nueva técnica se preserva el píloro, por lo que la salida de alimentos del estómago es más fisiológica y se evita el reflujo alcalino.

 

Esta cirugía está especialmente indicada en pacientes que después haber sido intervenidos mediante gastrectomía vertical no han perdido el peso suficiente o para aquellos que presentan unos índices de masa corporal tan altos que la haga aconsejable.  

 

La Unidad de Cirugía Bariátrica del Hospital Mancha Centro ya ha intervenido con éxito a los primeros pacientes mediante esta técnica quirúrgica. Con todos se ha logrado una pérdida adecuada de peso, lo que va a permitir la resolución de las enfermedades asociadas a la obesidad severa o mórbida que presentaban estos pacientes.

 

Antes de realizar la primera de estas cirugías, y para garantizar la seguridad y eficacia de la intervención, se ha seguido un escrupuloso protocolo de actuación y realizado un entrenamiento técnico que ha sido tutorizado por el cirujano Mario Nora, del Centro Hospitalario de Entre o DouroeVouga, en Portugal, todo un referente mundial en cirugía bariátrica.

 

El jefe del Servicio de Cirugía de la Gerencia de Atención Integrada Alcázar de San Juan, el doctor Carlos Moreno, estima que más de 25 pacientes al año serán intervenidos en el Hospital General La Mancha Centro mediante esta técnica quirúrgica.

 

En opinión del doctor Carlos Moreno, esta operación “es más eficaz que la reducción de estómago, tiene menos efectos adversos asociados y la función digestiva y absortiva es más fisiológica, ya que el estómago regula la entrada, digestión y salida de alimentos con normalidad”.

 

“Además, mantiene el fenómeno de la saciedad gástrica natural, buen control del hambre, mejor absorción de hierro, vitamina B12 y ácido fólico y evita posible hernias internas”, añade el jefe del Servicio de Cirugía del Hospital Mancha Centro.

 

Debido a su complejidad técnica, motivada por la necesidad de disecar y seccionar el duodeno y realizar manualmente una anastomosis duodeno-ileal por vía laparoscópica (conexión quirúrgica entre el duodeno y el intestino delgado dejando un canal común), son pocos los centros hospitalarios en nuestro país que han incorporado esta cirugía a su cartera de servicios. Los que lo han hecho, como recientemente el Hospital Mancha Centro, necesitan contar con cualificados especialistas y equipos de trabajo muy consolidados y amplia experiencia. 

 

La técnica SADI-S está basada en una intervención clásica denominada cruce duodenal, la cual se ha simplificado. Su desarrollo se inició en el año 2007 en España y su uso se ha extendido a centros especializados de todo el mundo.

 

Muy buenos resultados

Hay que recordar que la Unidad de Cirugía Bariátrica del Hospital Mancha Centro es multidisciplinar. Está integrada por profesionales de los servicios de Cirugía, Endocrinología, Salud Mental, Anestesiología y Rehabilitación. Lleva en funcionamiento desde hace diez años y ya ha intervenido a más de 250 pacientes con muy buenos resultados.

 

Para el doctor Carlos Moreno, el incremento de la prevalencia de la obesidad en la actual sociedad ha provocado que la cirugía bariátrica sea una actividad creciente cuando no se consigue una respuesta efectiva al tratamiento médico convencional, basado en dieta, actividad física, cambios conductuales y farmacoterapia.

 

“Si bien la mejor arma contra la obesidad patológica debería ser su prevención desde edades tempranas, debemos ser muy activos a la hora de evitar que este problema se consolide en los pacientes y de lugar a un amplio cortejo de problemas que van deteriorando la salud del paciente obeso. La aparición de hipertensión arterial, diabetes, aumento del riesgo cardiovascular, trastornos respiratorios, osteoarticulares, por poner algunos ejemplos, hacen del obeso un paciente con tendencia a la cronicidad y muy vulnerable donde la cirugía tiene cada vez un papel más destacado”, ha explicado el doctor Moreno.

 

Galería multimedia

  • El Hospital General Mancha Centro incorpora una compleja técnica quirúrgica que resulta muy eficaz para combatir la obesidad