01/12/2015
Día Mundial contra el SIDA

El Hospital de Talavera atiende a 173 personas en la consulta monográfica de VIH

Doctores Miguel Yzusqui y Sonia Casallo

Del total de pacientes atendidos, alrededor del 96 por ciento mantiene el virus controlado gracias a la eficacia del tratamiento antirretroviral.
 
El diagnóstico precoz, evitar la estigmatización y la constatación del envejecimiento de la población seropositiva son los retos más importantes en relación a esta infección.

Talavera de la Reina, 1 de diciembre de 2015.- La consulta monográfica de VIH del Hospital Nuestra Señora del Prado, de Talavera de la Reina, atiende en la actualidad a 173 personas seropositivas. Los doctores Miguel Yzusqui y Sonia Casallo, bajo la coordinación del jefe de servicio de Medicina Interna, Fernando Marcos, dirigen esta consulta que se puso en marcha en 1992.
 
Según explica el Dr. Yzusqui, “el 96 por ciento de los pacientes atendidos mantiene la replicación viral bajo control, gracias a la eficacia del tratamiento antirretroviral, pudiendo llevar una vida absolutamente normal”. En la actualidad, la recomendación es “tratar a todos los pacientes seropositivos independientemente a la carga viral y/o otras comorbilidades, es decir, desde el principio de la infección la estrategia debe incluir como objetivo prioritario la “supresión viral completa en sangre”.
 
Desde la aparición de los primeros fármacos para el tratamiento de este virus, en 1986, estos se han ido mejorando y perfeccionando, descartando los más tóxicos o con mayores efectos secundarios. “Hoy en día, son tratamientos hechos a la medida de cada paciente, dependiendo de sus características, e intentando siempre que sean lo más simples posible”, asegura Miguel Yzusqui.
 
De momento, los farmacos antirretrovirales son el único tratamiento posible, con una alta efectividad que, además de controlar el virus, evita el contagio. Según explica el Dr Yzusqui, “no existe todavía un tratamiento que erradique el virus, pero el tratamiento antirretroviral, además de controlarlo, ha conseguido que desaparezca casi totalmente el contagio de madre a hijo, y por tanto han acabado con el VIH infantil”.
 
Varios estudios, han demostrado además que éste tratamiento antirretroviral evita también la transmisión entre parejas heterosexuales y parejas del mismo sexo”. No obstante, “el 0 estadístico no existe y por tanto para total seguridad es necesario métodos de barrera para tener relaciones sexuales”, asegura el Dr. Yzusqui.
 
Cribado universal
En materia de prevención, este especialista señala como fundamental la realización de un cribado universal, es decir, “que la prueba de VIH se le realice de manera voluntaria, al menos una vez en la vida, a toda persona entre 15 y 75 años que tenga una vida sexual activa y que tome contacto con la sanidad, porque se ha demostrado que ésta es una medida muy efectiva para ‘detectar’ a personas que son portadoras del virus y no lo saben, evitando que desarrollen la enfermedad y propaguen la infección”.
 
La infección por VIH está producida por un retrovirus que disminuye las defensas a la persona y que le pone en riesgo de otras infecciones ó tumores más severos y potencialmente mortales, situación que se conoce como SIDA. Según un estudio realizado en el Hospital de Talavera, la vía de transmisión más frecuente del VIH es el sexo entre hombres (más del 70 %), seguida de la transmisión heterosexual (23,3%), mientras que el contagio por compartir jeringuillas para consumir drogas es minoritario (5,9%).
 
Finalmente nos acercamos a nuevos retos en la infección VIH, una vez logrado el control de la infección, emergen nuevos desafíos como la constatación del envejecimiento de la población seropositiva. En paises desarrollados se estima que el 30% de los adultos con infección VIH tiene mas de 50 años y que para el año 2020 la mitad de los seropositivos tendrá 50 años ó más.
 
En España el porcentaje de casos de SIDA notificados en pacientes mayores de 50 años ha aumentado de un 3,2% en año 1986 a 28,1% en año 2013.
 

Galería multimedia