28/08/2019
A través de la Dirección General de Salud Pública

El Gobierno de Castilla-La Mancha informa que hay 10 casos probables de Listeriosis por consumo de carne “La Mechá”

Continúa sin haber casos confirmados en la Comunidad.

Toledo, 28 de agosto de 2019.- El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Dirección General de Salud Pública, da a conocer que se continúa sin ningún caso confirmado de Listeriosis por consumo de carne “La Mechá”, mientras el número de casos probables, pendientes de confirmación desciende a diez.

 

Estos diez casos corresponden a cuatro personas en la provincia de Cuenca, tres en Guadalajara, dos en Toledo y uno en Albacete.

 

En ninguno de los casos se ha requerido hospitalización.

 

El Gobierno de Castilla-La Mancha está proporcionando información sobre Listeriosis en la página web  sescam.castillalamancha.es, ayudando a resolver las dudas de la ciudadanía sobre la listeriosis.

 

El enlace es el siguiente: https://sescam.castillalamancha.es/ciudadanos/cuida-tu-salud/pagina/Listeriosis

 

Listeriosis
La listeriosis es una enfermedad transmitida por la bacteria denominada ‘listeria monocytogenes’. La listeria se encuentra en la tierra y el agua. Asimismo, puede encontrarse en una variedad de alimentos crudos, en alimentos procesados y hechos con leche no pasteurizada.

 

La listeriosis se contagia por la ingesta de alimentos contaminados por la bacteria ‘listeria monocytogenes’. Esta infección no se trasmite de una persona a otra. 

 

En concreto, la listeriosis puede afectar a cualquier persona, ya que es una intoxicación alimentaria, pero suele ser más propensa en mujeres embarazadas, fetos en desarrollo, bebés y/o personas con sistemas inmunitarios debilitados y personas mayores de 65 años. En la mayoría de los procesos estas bacterias originan una enfermedad gastrointestinal.

 

En algunos casos se puede producir una septicemia (infección en la sangre) o una meningitis (inflamación de las membranas que cubren el cerebro).

 

Síntomas
Las personas con una Listeriosis suelen desarrollar síntomas unos días después de la ingesta de los alimentos contaminados y cabe la posibilidad de que aparezcan hasta 70 días después de la misma.

 

Generalmente, los síntomas se suelen presentar a través de fiebre, dolores musculares, náuseas, vómitos o diarrea, rigidez de cuello, confusión y debilidad.

Galería multimedia