01/05/2020
Así lo dio a conocer el Consejero de Sanidad

Castilla-La Mancha es actualmente la Comunidad con menor tasa de crecimiento de contagios y la que tiene menor tasa de crecimiento en la pandemia del COVID-19

Fernández Sanz destaca el número de test diagnósticos que se realiza es de 101.804, 43.514 PCR y 58.290 test rápidos.

El nivel de ingresos desde Urgencias hospitalarias es del 18 por ciento y ayer el Hospital de Albacete no tuvo ningún ingreso de pacientes COVID. 

Toledo, 1 de mayo de 2020.- El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha explicado que aunque el número de casos nuevos de coronavirus diagnosticados a través de PCR ha disminuido de número en los últimos días, no significa que se hagan menos pruebas.

 

Así ha dado a conocer que en las últimas veinticuatro horas se han realizado 3.192 test diagnósticos, de ellos 1.242 PCR y únicamente 78 de estas PCR han resultado positivas.

 

El consejero de Sanidad ha destacado que en Castilla-La Mancha continuamos haciendo muchos test diagnósticos, así ha explicado que desde el inicio de la pandemia se han realizado 43.514 PCR y 58.290 test rápidos.

 

Respecto a la información que publica el Gobierno sobre el crecimiento de la epidemia y el nivel de contagios, Fernández Sanz ha destacado que actualmente Castilla-La Mancha es la Comunidad con menor tasa de crecimiento con un 17,3 por ciento y la Comunidad junto con Asturias con menor nivel de contagio con 0,62.

 

Esta serie de datos junto con las camas libres disponibles en los hospitales y la capacidad de triplicar los puestos de unidades de cuidados intensivos, nos permite estar preparados para pasar a la siguiente fase de desescalada.

 

El consejero ha aprovechado para felicitar la labor del personal sanitario, así como de la ciudadanía por haber llevado tan bien el confinamiento y haber extremado las medidas higiénicas.

 

“La situación es esperanzadora y ayer sólo se ingresó al 18 por ciento de los pacientes que acudieron a las Urgencias hospitalarias”, destacó el consejero destacando que en el Hospital de Albacete, ayer no hubo ningún ingreso por COVID-19.

 

Todos estos datos, reiteró Fernández Sanz, “nos permiten mirar las próximas semanas de manera esperanzadora y olvidándonos del peor mes de abril de la historia de Castilla-La Mancha”.

Galería multimedia