Personas con alto riesgo de complicaciones

Algunas personas tienen mayor probabilidad de desarrollar complicaciones por la gripe, requiriendo hospitalización.
 
La gripe también puede agravar otros problemas de salud crónicos. Por ejemplo, las personas con asma pueden sufrir empeoramiento de su enfermedad y los pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva crónica pueden presentar un agravamiento.
 

Los grupos de personas que presentan un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe son:

 

- Personas mayores de 65 años de edad.

 

- Personas menores de 65 años de edad:
 

• Menores (a partir de 6 meses de edad) y personas adultas con enfermedades crónicas cardiovasculares, neurológicas o respiratorias, incluyendo displasia bronco-pulmonar, fibrosis quística y asma.
 
Menores (a partir de 6 meses de edad) y personas adultas con:
 

      - Diabetes mellitus.
      - Obesidad mórbida.
      - Enfermedad renal crónica y síndrome nefrótico.
      - Hemoglobinopatías y anemias.
      - Trastornos de la coagulación.
      - Hemofilia y trastornos hemorrágicos crónicos, así como receptores de hemoderivados y transfusiones múltiples.
      - Asplenia o disfunción esplénica grave.
      - Enfermedad hepática crónica, incluyendo alcoholismo crónico
      - Enfermedades neuromusculares graves.
      - Inmunosupresión.
      - Cáncer y hemopatías malignas.
      - Implante coclear o en espera del mismo.
      - Fístula de líquido cefalorraquídeo.
      - Enfermedad celíaca.
      - Enfermedad inflamatoria crónica.
      - Trastornos y enfermedades que conllevan disfunción cognitiva: Síndrome de Down, demencias y otras.
 
• Menores de edades comprendidas entre 6 meses y 18 años que reciben tratamiento prolongado con ácido acetilsalicílico.
 
• Personas de cualquier edad (a partir de 6 meses) institucionalizadas de manera prolongada.
 
• Mujeres embarazadas en cualquier trimestre de gestación.
 
• Menores entre los 6 meses y los 2 años de edad con antecedentes de prematuridad menor de 32 semanas de gestación.