Las personas alérgicas a los huevos no pueden vacunarse frente a la gripe

La mayoría de las vacunas contra la gripe de hoy se producen a través de un proceso de fabricación a base de huevos y, por consiguiente, contienen una pequeña cantidad de proteína de huevo, llamada ovalbúmina.

 

Existe evidencia suficiente para recomendar que las personas con historia de alergia después de la exposición al huevo pueden recibir vacunas frente a la gripe sin precauciones especiales, tanto las vacunas inactivadas como atenuadas. Las precauciones deben ser similares a las tomadas ante la administración de cualquier otra vacuna.

 

Las recomendaciones para la vacunación de personas con alergia al huevo son:

  • Las personas con antecedentes de alergia a los huevos, que sólo tuvieron urticaria después de una exposición al huevo, pueden recibir la vacuna contra la gripe.
  • Las personas que refieran haber tenido reacciones alérgicas al huevo con otros síntomas aparte de urticaria, como angioedema, dificultad respiratoria, mareos o vómitos recurrentes; o quienes requirieron otra intervención médica de urgencias, pueden recibir la vacuna. La cual se debe administrar en un centro de salud de atención primaria, bajo la supervisión de personal sanitario.
  • Una reacción alérgica grave anterior tras la vacunación, más allá del componente que se presumió que pudo haberla causado, es una contraindicación para que el paciente vuelva a vacunarse.

 

Personas que NO DEBERÍAN recibir la vacuna inyectable contra la gripe:

  • Bebés menores de 6 meses.
  • Personas con historial de alergias graves a la vacuna o a alguno de sus ingredientes. SI TIENE DUDAS, SIEMPRE PREGUNTE AL PERSONAL SANITARIO DE SU CENTRO DE SALUD.
  • Si no se siente bien, hable con el personal sanitario de su centro de salud acerca de sus síntomas, antes de vacunarse. SI DUDA, SIEMPRE PREGUNTE.