Transporte

En las estaciones de autobuses:

 

  • Será obligatoria la utilización de la mascarilla en todo momento.
  • No podrá superarse el 75 por ciento del aforo en sus zonas comunes y el tamaño máximo de los grupos será de 25 personas.
  • Se deberá mantener la distancia de seguridad de un metro y medio.
  • Se evitará la concentración excesiva de viajeros y usuarios.
  • Se recomienda el uso de máquinas expendedoras de billetes o la utilización de tarjetas de transportes, además de medios electrónicos de pago.

 

En los transportes públicos y privados:

 

  • Se establece de forma obligatoria el uso de mascarilla para todos los usuarios.
  • Los trabajadores de los servicios de transporte que tengan contacto directo con los viajeros deberán ir provistos de mascarilla y extremar la higiene de manos.
  • En el transporte público en autobús podrá ocuparse la totalidad de las plazas que dispongan de asiento.
  • En el transporte público de ambito metropolitano, además, podrá ocuparse el 75% de las plazas disponibles de pie, siempre que dispongan de plataformas habilitadas.
  • En los transportes públicos en vehículos de hasta 9 plazas podrán viajar tantas personas como plazas tenga el vehículo. 

 

En los transportes privados particulares y privados complementarios de hasta 9 plazas:

 

  • Se exime del uso de mascarillas si todos los ocupantes residen en el mismo domicilio.
  • En las motocicletas, ciclomotores y vehículos categoría L en general podrán viajar dos personas. El uso de guantes será obligatorio por parte del pasajero y también por parte del conductor en el caso de motocicletas y ciclomotores destinados al uso compartido. 
  • Podrán viajar tantas personas como plazas tenga el vehículo.
  • En los vehículos en los que únicamente se disponga de una fila de asientos (cabinas de vehículos pesados o furgonetas), podrán ocuparse todas las plazas.

 

Información completa:

Decreto 28/2020, de 30 junio, por el que se modifica el Decreto 24/2020, de 19 de junio, sobre medidas de prevención necesarias para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 una vez superada la fase III del Plan para la transición hacia una nueva normalidad.