Fase 3.- Plan de desescalada

El 8 de junio las provincias de Cuenca y Guadalajara se incorporaron a la Fase 3 del Plan para la Transición hacia una nueva normalidad y el  lunes 15 de junio se incorporaron las provincias de Albacete, Ciudad Real y Toledo, lo que implica una mayor flexibilización de las restricciones frente al COVID-19. Por lo tanto, a las medidas autorizadas en las fases anteriores se añaden las de esta nueva fase.

 

Recuerde que coincidiendo con la desescalada es imprescindible extremar las principales medidas de protección:
 
  • Distancia de seguridad de 1,5 metros.
  • Lavado frecuente de manos.
  • Uso de mascarilla.

 

 

                      
                      
                      
                      
                      
                                         
          
                          
No podrán hacer uso de estas habilitaciones las personas que presenten síntomas o estén en aislamiento domiciliario debido a un diagnóstico por COVID-19, o que se encuentren en período de cuarentena domiciliaria por haber tenido contacto estrecho con alguna persona con síntomas o diagnosticada de COVID-19.
 
 
En todo caso se deberá respetar la distancia de seguridad interpersonal, extremar las medidas de limpieza y desinfección establecidas por las autoridades sanitarias.